SIMULACRO DE INCENDIO

Judit Tirado y Nuria del Hoyo, alumnas de 1º de ESO

El pasado 17 de febrero en nuestro Colegio Madrigal realizamos un simulacro de incendio. Estábamos en el taller de Tecnología, aunque no toda la clase estaba allí, ya que la mitad estaba con el psicólogo, cuando de repente sonó una sirena. Estábamos confundidos hasta que nos dimos cuenta de que era el simulacro.

simulacro 1

Dispositivo de los servicios de emergencia a la entrada del colegio.

Al asomarnos al pasillo, vimos a los niños de Primaria correr hacia la puerta y a los profesores intentando calmarles diciéndoles que era solo un simulacro. Salimos todos al patio y por una puerta al campo de al lado del colegio para por si hubiera un incendio, estar lejos y a salvo.

Todo el mundo salió fuera y el edificio se quedó completamente vacío. Los profesores y los alumnos tuvieron que fijarse bien en dejar las ventanas y las puertas cerradazas y solo pudieron coger sus abrigos y tuvieron que dejar las mochilas.

Nuestro colegio vecino, Salvador Dalí, al escuchar las sirenas y lo gritos de los más pequeños se creyeron que el Colegio Madrigal estaba sufriendo un incendio de verdad.

simulacro 2

Organización de alumnos y profesores en la zona exterior de seguridad.

Tras unos minutos llegaron los bomberos, la policía y la ambulancia. Montaron una especia de carpa, no sabemos que había dentro ya que no pudimos pasar.

Después de veinte minutos de espera, los policías nos dieron la señal de que podíamos acceder al edificio de nuevo. Que todo había transcurrido muy bien.

Creemos que si sufrimos un verdadero incendio estaríamos bien preparados.

Anuncios